Aprende a Escuchar

Si le preguntas a las personas o a los amigos que es lo opuesto de hablar, la mayoría te dirá que lo contrario de hablar es escuchar, sin embargo la verdad es que lo contrario de hablar es estar a la espera de hablar.

Presta atención a las conversaciones y verás que son muy pocas las personas que escuchan.

Cada persona está esperando para decir lo que piensa, casi sin prestar atención a lo que la otra persona está diciendo.

Aprender a escuchar es el arte que puede ayudarte a tener más éxito en tu vida personal. puedes desarrollar amistades más profundas, conciencia profesional más aguda, y una comprensión más significativa con tu pareja.

Puedes experimentar una mejor relación debido a las conversaciones que sostienen un significado más profundo.

Superación Personal

  • Presta atención y evita las dispersiones. Las palabras no son inocentes, por lo que lo que se dice necesita estar acompañado de un lenguaje no verbal acorde. Utiliza la atención plena a lo que dice el interlocutor para encontrar elementos valiosos de información para configurar una representación más amplia que tus propias ideas sobre el tema que estén abordando. Elige un lugar tranquilo, sin interferencias ni ruidos, así conectas mejor, y respeta los silencios.
  • ¿Qué es importante para ti, y para los demás? Céntrate en aspectos relevantes. Ir al pasado permanentemente para litigar y pelearte con los demás no traerá el resultado que buscas; además, estarás desgastando los vínculos más de lo necesario. Se paciente y colócate en la posición de un observador neutral para resolver mejor las situaciones que contrasten con lo que quieres saber o lograr. 
  • Deja de hablar de ti. Una clave fundamental de la escucha activa es que salgas de tu propio ombligo, para empezar a integrar el mundo del otro. Como no estamos programados para escuchar, sino para hablar desde nuestra posición personal. Evita convertirte en una catarsis emocional permanente, ya que abrumarás a los demás y no querrán compartir comunicaciones contigo. Busca ponerte en el lugar del otro, y empezar a contemplar, también, sus problemas y necesidades.
  • Evita querer ganar siempre en las conversaciones. Sin abandonar tu propósito o necesidades, el querer ganar a toda costa te llevará a tomar acciones poco favorables para ti en función de los vínculos. Es preferible colocarse en el modo negociación, donde ambas partes quizás deban ceder algo, y el resultado será un punto intermedio entre las necesidades mutuas. Quien se esfuerza siempre por ganar o salirse con la suya, pierde la oportunidad de co-construir una nueva realidad.

Read Previous

Posicionamiento Web SEO

Read Next

Libros

WhatsApp chat
error: Content is protected !!